Nuestras redes

Videojuegos

Nostalgia cuarentenil al rescate

La cuarentena y la nostalgia: un cóctel explosivo.

No soy un gran admirador de la nostalgia como recurso para venderte algo, no solo juegos sino películas, series, bueno, me entendieron. No creo que no sea válido, de hecho lo es y lo ha demostrado en incontables ocasiones. Solamente considero que, como muchísimos otros anclajes para la generación de un juego (desde lo narrativo, visual y jugabilidad) hemos llegado a un punto de saturación.

Ya vimos 10 mil juegos con estética retro que nos transportan a esa época dorada en la que íbamos a los fichines y metíamos ficha tras ficha en ese juego del que no nos podíamos despegar. Ese concepto ya me cansó un poco, como también la idea de “todo tiempo pasado fue mejor” y eso. Peeeero, hay momentos y circunstancias en las que a veces hay que rever esta posición tan rígida y ser un poco más flexible. Momentos como una pandemia global.

No se ustedes pero a mi esta situación de aislamiento me genera un constante viaje al pasado, y no uno a una época diferente sino a situaciones específicas, como los ya mencionados fichines, donde como cualquier persona que pasó una infancia en los 80s y ama los videojuegos pasaba horas en ese tipo de lugares, especialmente durante vacaciones de verano.

Estos viajes temporales reflexivos me han llevado a hacerlos tangibles buceando entre todo tipo de emuladores para jugar a esos arcades pero esa experiencia termina abruptamente a los 10-20 minutos cuando digo para mis adentros “esto ya lo jugué”. Eso me genera la nostalgia, un viaje instantáneo y abrupto a algo que ya pasó y que no necesariamente quiero rememorar. Por suerte hay juegos que hacen ese viaje también, pero con una pata en 2020 y hoy los quería compartir con ustedes.

Nostalgia: algunas “viejas” glorias

El primero es Jet Lancer, desarrollado por el estudio Code Walkers, el cual nos pone en la piel Ash Leguinn, una intrépido piloto mercenaria quien surca los cielos de Root City peleando contra todo tipo de enemigos a bordo de un poderoso caza armado hasta la última tuerca. El juego emplea una estética 2D y un scroll vertical por la pantalla, por la que nos movemos en todas las dirección con nuestra aeronave combatiendo blancos que aparecen en cada momento.

Jet Lancer se destaca por ofrecer la estética visual de un clásico juego “de naves”. Complementándola con elementos de jugabilidad, correctamente simplificados, de juegos más elaborados de combate aéreo como Ace Combat. Por la posibilidad de disparar misiles o acelerar, desacelerar y también mejorar las prestaciones de combate del avión.

Te puede interesar

Por otro lado tenemos Huntdown, un juego de acción 2D que nos transporta a un futuro cercano en el que el crimen tomó por asalto una ciudad. Encarnamos a un grupo de cazarecompenzas quienes deben recorrer dicha ciudad desbaratando las operaciones criminales de distintas bandas delictivas.

Huntdown usa una estética 2D también y un apartado gráfico que nos hace acordar a la era de los 16-bits. Se juega como un Contra o Metal Slug con elementos más modernos como la posibilidad de ponernos a cubierto detrás de paredes o cajas.

Como decía, no soy un gran fan de la nostalgia. Pero reconozco cuando hay juegos que saben usar este recurso y también tienen algo más para mostrar y contar. Algo que en este contexto que estamos viviendo (hasta vaya uno a saber cuándo) no es algo para nada despreciable.

Otro aspecto a destacar antes de despedirme hasta la próxima radica en que, al menos en PC, los juegos están muy baratos. Jet Lancer lo encuentran en Steam a 179 pesos argentinos y Huntdown a 350, aproximadamente. Ambos requieren muy bajas prestaciones de hardware y tampoco pesan mucho ¿qué más quieren? Jet Lancer está también disponible en Switch y Huntdown también en la consola de Nintendo, junto con Xbox One y PlayStation 4.

Estos juegos, junto con Streets of Rage 4, me parecen los productos “neo nostálgicos” más interesantes para darle una chance en estos tiempos.

Comentarios
Escrito por

Redactor. Las más de tres décadas que tengo encima indican que tengo casi la misma edad que la industria de los videojuegos misma. Y es que de hecho juego desde que tengo uso de razón. Encontré en esta pasión algo con lo cual desarrollar mi profesión, el periodismo. En eso estoy desde hace muchos muchísimos años.

También podés leer...

Si, el gaming es caro, pero algo se puede hacer al respecto

Tecnología

The Asylum y el modelo de negocio que le pateó el trasero a Hollywood

Cine y Series

PS5: Ser o No Ser (Exclusiva)

Opinión

Command & Conquer Remastered: la batalla menos pensada

Videojuegos

The Last of Us Parte II: review bombing para uno de los mejores juegos de la generación

Opinión

El futuro (de los videojuegos) está llegando

Videojuegos

Del Código Hays hacia la libertad: los rebeldes que buscan romper las reglas

Cine y Series

juegos de terror latinoamericanos juegos de terror latinoamericanos

Pasado, presente y futuro de los juegos de terror latinoamericanos

Industria Regional

Nuestras redes