Nuestras redes

Videojuegos

Gato Roboto: lo bueno y lo malo de un juego en envase ínfimo

El principal desafío que tienen los desarrolladores de juegos independientes es el de hacerse notar. Básicamente porque por semana salen 700 millones de títulos de este tipo y es muy fácil perderse entre tantos. Gracias a publishers como Devolver o Annapurna, este listado empezó a depurarse un poco. Ambas empresas lograron encontrar un estilo muy interesante para seleccionar los juegos que acompañan dándoles su sello de publicación.

Estos juegos, en muchos casos, suelen tener precios decididamente atractivos, en especial en PC y no solo durante las ofertas de Steam, por ejemplo. Pero aún así deben luchar con otro escollo más para ser elegidos por un potencial comprador, la duración que tienen. Esto se debe que, a la hora de pensar qué comprar, muchos prefieren ir a lo seguro, apostar por los títulos que saben lo que les ofrecerán que ir por in indie y no saber a qué atenerse.

Todo lo que Gato Roboto propone desde el gameplay está acompañado de un apartado visual que se pasa de lo retro

Todo lo que Gato Roboto propone desde el gameplay está acompañado de un apartado visual que se pasa de lo retro

 

El estudio estadounidense Doinksoft, con el apoyo de Devolver desde la publicación, pensó en todo como para llamarnos la atención con su juego metroidvania Gato Roboto. Es un título realmente barato, alrededor de 200 pesos argentinos en Steam y un poco más en Switch, tiene una cortísima duración, poco más de 4 horas. Además, gracias a su apartado visual “1-bit”, sus requerimientos de hardware son ínfimos. Esto lo haría irresistible para muchos ¿no? Bueno, veamos de qué se trata.

Gato Roboto: Minimalismo felino

El juego nos cuenta la historia de un integrante de un grupo espacial, onda la Flota Estelar de Starfleet, quien se estrella con su nave en un planeta desconocido quedándose atascado en la cabina. Su única salvación es su gatita Kiki, quien la acompaña en el viaje, y que deberá recorrer este lugar inhóspito en busca de la salvación de su amo.

No se si voy a recordar este juego más allá de pensar “si, estaba bueno el Metroid del gatito”

Podríamos catalogar a este juego como un “mini metroidvania de manual”. La formula es muy similar a la de los primeros Metroid, recorrer un mapa de forma no lineal recolectando objetos que nos permitan acceder a lugares que, en un primero momento, no podemos llegar. Kiki cuenta con un traje mecánico con el que puede moverse como si fuera un humano pero también puede salir del mismo para alcanzar lugares pequeños, como si fuera Samus en modo “bolita”.

A lo largo del camino en este planeta desconocido nos vamos a encontrar con diferentes enemigos y hasta encuentros con jefes. El mapa está dividido en diferentes sectores que dan distintas variantes a la jugabilidad, como un nivel en el que no podemos usar el traje mecánico. U otro en el que no podemos salir del mismo porque afuera hace un calor agobiante. También tenemos algunas secciones de combate lateral a bordo de una especie de submarino.

Juegos del futuro pasado

Todo lo que Gato Roboto propone desde el gameplay está acompañado de un apartado visual que se pasa de lo retro. Está hecho como si fuera un juego de Gameboy original, con gráficos en blanco y negro y un modelado de personajes muy “lindito” y efectivo.

Su gran punto a favor es que su simpleza, duración y bajo costo lo hacen ideal para todos los que busquen un juego relativamente desafiante

Su gran punto a favor es que su simpleza, duración y bajo costo lo hacen ideal para todos los que busquen un juego relativamente desafiante

 

Las cuatro horas y media que pasé hasta terminar el juego fueron muy entretenidas. En ningún momento lo sentí pesado, algo que sucede en algunos metroidvanias cuando quieren complejizar alguna variante jugable. Los combates con los jefes son desafiantes y la historia, si bien es extremadamente simple, es muy entretenida.

El problema, si se lo puede llamar así, radica en que el juego no busca más que eso. Es extremadamente simple en su ejecución y hasta parece que le falta una cierta ambición. Si esa fue la idea de los desarrolladores, la verdad que lo celebro porque es lo que lograron. Pero no se si voy a recordar este juego más allá de pensar “eh, si, estaba bueno el Metroid del gatito”.

Arañazos concluyentes

Lo que sí le voy a reconocer a Gato Roboto como su gran punto a favor es que su simpleza, duración y bajo costo lo hacen ideal para todos los que busquen un juego relativamente desafiante. No es un Dark Souls ni mucho menos, y que se lo puede liquidar en una sentada o dos. Es el juego ideal para un fin de semana. Si les gustan los metroidvanias, juegan en PC o Switch, no tienen excusas para no jugarlo.

Ilustración de la portada: JosiahSMoore

Escrito por

Redactor. Las más de tres décadas que tengo encima indican que tengo casi la misma edad que la industria de los videojuegos misma. Y es que de hecho juego desde que tengo uso de razón. Encontré en esta pasión algo con lo cual desarrollar mi profesión, el periodismo. En eso estoy desde hace muchos muchísimos años.

También podés leer...

Jedi: Fallen Order nos acerca a una galaxia muy muy lejana

Videojuegos

Lost: una historia de marketing, filosofía y psicología

Cine y Series

2020: gran "final de fiesta" para los videojuegos 2020: gran "final de fiesta" para los videojuegos

2020: gran “final de fiesta” para los videojuegos

Videojuegos

Una forma de ver las películas de este año

Cine y Series

PlayStation 5: ¿vale la pena comprarla de lanzamiento?

Tecnología

Wolfenstein: la revolución menos esperada

Videojuegos

Un nuevo comienzo

Noticias

En Cueva apretamos Pause

Noticias

Nuestras redes