Nuestras redes

Opinión

¿Somos periodistas los que no estudiamos periodismo?

Cuando uno habla de periodismo, en su definición coloquial, se imagina a alguien sentado detrás de su escritorio, redactando notas todo el tiempo. Alguien que estudió la carrera de periodismo y tiene la suerte de ejercer el trabajo por el cual tanto dejó. Fue a una universidad, incluso pudo haber hecho carreras terciarias orientadas al periodismo. Algún que otro curso quizás. Lo que no cabe duda es que esta persona que imaginamos detrás de ese escritorio se preparó para lo que hace y no lo hace simplemente porque sí.

Oh, Dios mío, ¿estoy diciendo que para ser periodista hay que haber estudiado? ¡Sacrilegio! ¡Hereje! ¡Retrógrado!

Ahora sí: las cosas como son

Por si no se dieron cuenta, estaba siendo irónico como modo de introducción a esta nota. Porque así como alguna vez hablé de que hay gente que todavía no considera arte a los videojuegos, hay mucho que sienten que periodista es quien estudió periodismo, y el resto, solo somos personas aficionadas a un rubro, que hacemos lo que hacemos por amor al arte.

El fin de esta nota es tomar consciencia de esta dualidad, y ver de qué lado está cada uno. ¿Somos o no somos perdiodistas?

Escribo para diferentes medios, como dije alguna vez ya en este espacio, desde 1999. En todo ese tiempo, tuve la hermosa oportunidad de conocer a muchísima gente que estaba en la misma, con la que no solo compartí trabajos o eventos, sino con los cuales hoy en día sigo manteniendo una amistad. Y me pareció una gran forma de hablar del tema buscando opiniones variadas, de quienes viven el periodismo (o no, según cómo lo vea cada uno) desde adentro. Nos sentimos periodistas, pero hay muchos que dicen que no lo somos.

Algunas opiniones a tener en cuenta

Cristian Cris / Periodista / Puro Games, Central Mutante

Partamos de la base: el periodismo es un oficio. Ni Lanata, ni Gabriel García Márquez, ni Roberto Arlt estudiaron “periodismo” y sin embargo se los considera entre los mejores periodistas que hay (podemos sumar más ejemplos). Entonces ¿qué convierte a un comunicador en “periodista”? Principalmente la plata. Cuando vos recibís oficialmente un sueldo por el trabajo periodístico, ahí sos periodista.

Bueno, esa es la definición que nos dieron allá lejos y hace tiempo cuando empecé la carrera de Periodismo en Rosario. En lo personal no me termina de convencer, pero creo que no es tan desacertado pensar que uno es periodista cuando puede vivir de su profesión (o casi). Volcá ese ejemplo a otros oficios y algo de lógica tiene.

Ahora bien, A MI no me termina de convencer porque lo siento un poco anacrónico. El avance tecnológico y la posibilidad de que esa tecnología esté al alcance de mucha gente nos brinda elementos para que nosotros como consumidores pasemos de un rol pasivo a uno activo; no sólo hablando de periodismo, también en la música, en las letras, en la fotografía, en la edición de video y tanto más.

Es la democratización de los oficios que en la formalidad están reservados para gente con “estudios”. Tampoco hay que dejar de ver que esta cuestión de formalizar oficios responde más a un interés de mercadeo dentro del sistema capitalista que logra sectorizar en títulos terciarios los intereses de las personas, llevándote a pensar que si no tenés un título que avale lo que hacés o lo que te gusta, o aquello con lo que te ganás la vida, entonces no sos. Es la invisibilidad del individuo frente a un cacho de papel. Y si sos bueno o no, no importa.

Luego está el tema del “estudio” en sí. Porque decir que vos no sos periodista “porque no estudiaste”, es una falacia. Uno estudia, lee, se capacita, aprende a usar herramientas de texto, a investigar, a buscar, a preguntar, a escribir, a colgar un blog, a negociar un precio por sus notas, a sacar fotos para ilustrarlas…. Uno estudia y mucho.

Que te digan así es no reconocer todo el trabajo previo que estás haciendo para llevar adelante lo que hacés. Es como el ejemplo del diseñador gráfico que tarda 10 minutos en hacer un logo y el cliente le dice “¿y me vas a cobrar tan caro por 10 minutos que te llevó hacerlo?”. Lo que el cliente no entiende que para poder hacer el logo en 10 minutos estuvo capacitándose 6 años o más.

También es cierto que no por saber utilizar las herramientas que utiliza un periodista ya nos podemos poner el saco. Entonces se debería trazar la línea: ¿cuándo dejamos de ser hobbistas/amateur para pasar a ser profesionales? Y ahí vuelvo al principio: cuando te empiezan a pagar por lo que producís. El resto es romanticismo.

Y ese romanticismo es malo? Para nada. ¿Nos podemos seguir llamando periodistas aunque no cobremos un peso? Simón. ¿Habrá gente que le moleste? Que se curta. Uno tiene que ser lo que lo hace feliz. Críticos va a haber siempre, porque eso es más fácil y para eso sí que no se necesita estudiar mucho. De hecho, los que estudian son los que menos críticos se vuelven.

Martín “Shezo!” Bargas / Game Artist / Shinobi News

El periodismo clásico, como lo conocemos, tiene sus estructuras y modos de funcionar, pero desde hace muchísimos años que esas estructuras no son rígidas.

Muy por el contrario, se fueron adaptando a los diferentes cambios que sufrieron los medios de comunicación y los comunicadores también en su ejercicio.

El periodismo tiene mucho de oficio. Como dije antes, no es rígido, no es una ciencia exacta como las matemáticas. No hay respuestas únicas.

Y los que ejercen el periodismo no necesariamente necesitan para tal fin un background académico que respalde la autenticidad de su tarea, sino más bien el resultado y ejercicio de la misma es lo que hace al periodista ser considerado como tal.

Desde mi punto de vista, el periodismo es en sí mismo el ejercicio de comunicar lo que uno interpreta de una porción de la realidad cotidiana sobre lo que se hace foco, en una constante convivencia entre lo subjetivo y objetivo, y todos tenemos esa capacidad de comunicar. Es más bien el contexto, el compromiso y el modo en el que decidimos hacerlo lo que nos da el status de periodistas.

Maximiliano Gonzalez / Jefe de redacción y director / Cueva del Vicio

Estudiar es fundamental, importantísimo. Pero esa importancia debe ser para uno mismo, no para demostrar nada a nadie.

Tener una base educativa nos hace mejores, en cualquier ámbito. En este caso particular, las herramientas que otorga la comunicación social nos brindan más formas de expresarnos y no repetirnos, y personalmente creo que cuantos más instrumentos tengamos a nuestro favor, la comunicación será mejor y llegaremos a más personas.

Eso no quita que personas como yo, que no tengamos estudios ni un papel que nos avale como tales, podamos ejercer el periodismo. De hecho, el 90% de las personas que integramos ésta web, no somos comunicadores sociales con título. Pero he sabido construir este lugar de comunicación con gente que de verdad ama expresar lo que siente y lo que vive con los videojuegos de una forma que no se aprende en la facultad ni en la universidad.

¿Opinión personal? Claro que sí

En lo personal, no puedo decir mucho más ya que todo lo que pienso y siento está plasmado en las palabras de estos grandes colegas. Y no es casualidad que muchos de los que venimos haciendo esto por amor al arte desde hace años, hayamos llegado a un punto donde podemos considerar esto de hacer periodismo, nuestro trabajo. Uno de nuestros trabajos. Un trabajo parcial, pero trabajo al fin de cuentas. Muchos que no estudiamos precisamente esta carrera, tenemos hoy en día como parte de nuestro sustento económico, comunicar.

Muchos de nosotros, aun sin haber estudiado dicha carrera, tenemos experiencia en el tema. Tenemos años y años de perfeccionarnos, de buscar nuestro mejor exponente. De dar todo de nosotros para una misma búsqueda y un mismo objetivo. Quizás no seremos periodistas de profesión, ni estemos inscriptos en los legajos de alguna universidad. Pero somos periodista de alma, porque hacemos lo que hacemos porque amamos este medio, el hecho de poder comunicar, de poder expresar libremente nuestras ideas e intentar transmitir un mensaje libre de ideologías impuestas. Al menos esa es mi visión sobre esto, sobre el ser Periodista de Videojuegos.

Escrito por

Redactor. Cinéfilo. Game Designer. Dibujo sin ser ilustrador y hago música sin ser músico. El terror ante todas las cosas. Aprendí a querer más a los animales que a las personas. Mi BFF se llama Leono.

También podés leer...

Wolfenstein: la revolución menos esperada

Videojuegos

Un nuevo comienzo

Noticias

En Cueva apretamos Pause

Noticias

Un buen juego tiene un buen soundtrack

Gelatita Recomienda

Entrevista con Juan Ignacio Papaleo, fundador de revista Replay

Entrevistas

La música que nos permite la inmersión necesaria

Opinión

Cyberpunk 2077 requerirá de 80 GB libres en PlayStation 4

Noticias

Gato Roboto: lo bueno y lo malo de un juego en envase ínfimo

Videojuegos

Nuestras redes