Nuestras redes

Gelatita Recomienda

Una vuelta al pasado: Neopets

Hoy vamos a hablar de algo que jugué por más de 10 años y es el que le dió origen a mi apodo Gelatita: Neopets.

Neopets es un sitio web de mascotas virtuales que empezó en 1999 y hoy en día sigue existiendo. El juego en su base consiste en crear un neopet, eligiendo una de las 55 especies diferentes (mi favorita es Gelert). Luego intentar ganar neopuntos, jugando juegos Flash para después comprar diferentes objetos. Hay una gran cantidad que van desde libros, comida, juguetes hasta ventanas e instrumentos. La página no tiene objetivos específicos, sino que uno se pone sus propias metas y ahí es cuando la cosa se complica un poco.

 

La Economía Neopiana

Una de las cosas más importantes en el juego y lo que lo hace un poco complejo es su economía. Hay varias formas de conseguir neopuntos. Una de las formas más populares y más efectivas era a través del Restock. Básicamente consiste en ir a las tiendas oficiales del juego que vendían objetos a un precio “oficial” que en general era menos que el precio “real” que tiene dentro del juego. Uno esperaba a que las tiendas repongan los objetos en la tienda oficial e intentaba comprarlo lo mas rapido posible compitiendo con otros jugadores que estaban haciendo exactamente lo mismo. Es decir la gente refrescaba la página de la tienda durante horas esperando el momento del restock para intentar conseguir un objeto a un precio mucho más barato para luego venderlo por una gran diferencia.

En Neopets podes vender y comprar objetos en tu tienda, por medio de trueque o por subastas. También podés tener galerías solamente para mostrar todos los objetos geniales que tenés. El juego hasta incluye una Bolsa donde podés comprar acciones en diferentes compañías. Lo genial es que las empresas jamás quiebran, por lo cual solamente tenías que esperar a que las acciones suban para hacer una diferencia.

Algo interesante de la economía es que la sociedad neopiana es la que crea los precios dentro del juego. Es decir, los jugadores élite podían comprar muchas cantidades de un mismo objeto y modificar su precio para jugar con la oferta y la demanda. Neopets era una lección de economía muy básica dentro de un juego que estaba pensando para niños.

El arte de coleccionar y HTML

A mi me aburría muchísimo hacer Restock y jamás fui una persona muy millonaria en el juego. Una de las cosas que más me divertía a mi era coleccionar.

Una de las actividades más geniales era ser un cazador de avatares. Los avatares los podías utilizar en los foros y la mayoría de ellos eran secretos. Estos avatares secretos los desbloqueas haciendo determinadas cosas: tenes algunos que los consigues haciendo cierta cantidad de puntos en juego, otros comprando en cierta tienda y otros que son aleatorios haciendo cierta actividad en la página. Son secretos porque cuando sale uno nuevo la comunidad tiene que descubrir qué es lo que hay que hacer para desbloquearlo.

Otra actividad que podías hacer era sacar trofeos de juegos. Había un top que se reiniciaba cada mes con los usuarios que hacían más puntos en los juegos de la página y si podías estar entre los primeros al final del día te otorgaban un lindo trofeo que te quedaba en tu perfil.

También existía una parte artística donde podías entrar en concursos de poesía, dibujo, manualidades e incluso páginas web. Una de las cosas que más me gustaba de Neopets era la posibilidad de aprender HTML. Podías modificar la página personal de tu neopet y crear algo propio. Neopets incluso tenía una guía de HTML donde te enseñaban lo básico y luego dependía de tu creatividad para aprovechar ese espacio para lo que quieras. Era genial que teniendo 12 años uno aprendía HTML básico jugando en Neopets y era tan divertido.

 

Gracias Neopets

Neopets es al final de todo una página social. Tenías foros donde no podías decir malas palabras y tampoco compartir links externos, pero donde conocías gente de todo el mundo con la misma pasión que vos. Uno hacía amigos, enemigos y hasta existían dramas entre foros. Yo personalmente conocí gente en la vida real gracias a esta hermosa página y puedo decir que mi mejor amiga la conocí gracias a Neopets.

Es una página a la que le debo muchísimo. Me dió muchas horas de diversión y un lugar donde podía ser yo misma. Me dió un nuevo nombre ya que Gelatita viene de Gelert, que es una especie de neopet y sí, a mi me llaman Gela o Gelert desde el 2004.

Hoy en día Neopets es una reliquia que se quedó en el tiempo y uno puede seguir jugándolo. Lamentablemente las compañías que compraron Neopets no le pusieron el amor que sus creadores le dieron y con el tiempo se fue deteriorando muchísimo. Uno siempre puede soñar que algun día pueda volver a mejorar pero siempre voy a ser feliz de haber vivido la época dorada de Neopets.

 

Comentarios
Escrito por

También podés leer...

Yakuza y las Incomodidades en el Gaming

Opinión

Si, el gaming es caro, pero algo se puede hacer al respecto

Tecnología

The Asylum y el modelo de negocio que le pateó el trasero a Hollywood

Cine y Series

PS5: Ser o No Ser (Exclusiva)

Opinión

Command & Conquer Remastered: la batalla menos pensada

Videojuegos

The Last of Us Parte II: review bombing para uno de los mejores juegos de la generación

Opinión

El futuro (de los videojuegos) está llegando

Videojuegos

Del Código Hays hacia la libertad: los rebeldes que buscan romper las reglas

Cine y Series

Nuestras redes