Nuestras redes

Entrevistas

Entrevista con Amilkar Castro, de la Asociación Boliviana de Videojuegos

Nacida en 2016, la Asociación Boliviana de Videojuegos (ABV) es el punto de partida para cualquier desarrollador o desarrolladora de videojuegos de Bolivia. Los emprendedores encontrarán allí el apoyo, la contención y la sabiduría necesaria para comenzar o continuar cualquier proyecto.

Para saber más sobre cómo trabajan y sobre la historia de ABV, charlamos con Amilkar Shegrid Contreras Castro, uno de sus fundadores.

-Contame sobre tus inicios en el desarrollo de juegos, ¿cómo fueron esos primeros pasos?

Amilkar Shegrid Contreras Castro

Empecé en la Universidad allá por el 2010. Francamente tenía muy poco conocimiento de la industria de videojuegos. Internet tampoco ayudaba mucho en Bolivia ya que era caro tener un velocidad de 512kbps. Sabía algunas cosas técnicas pero como siempre tuve el sueño empecé con un amigo a programar un motor. Él me enseño bastante, desarrollamos unas cuantas aplicaciones muy pequeñas, diría que ese fue el inicio.

-¿Siempre tuviste ese espíritu de investigar y aprender cosas?

Si, siempre tengo ese impulso de aprender más acerca de lo que hago. Siempre estoy investigando, leyendo, aprendiendo y básicamente mi vida se movía en torno a lo que quería hacer. Supongo que cuando uno ama lo que hace le van surgiendo esas ganas.

-Hablando de surgir, ¿cuáles fueron las motivaciones para crear la ABV?

Diría que fue por respeto al área. Se lanzaban muchos concursos en Bolivia de programación de Apps. En ese entonces ya había una comunidad de videojuegos pero no era algo formal, simplemente nos veíamos en algún evento y compartíamos o mostrábamos lo que hacíamos.

Una vez se realizó un concurso de un Ministerio, pero no se premió al área de videojuegos. Además, en las reglas estaba que al momento de presentarte perdías todo derecho sobre tu juego (arte, código, etc.). Más que un concurso era un licitación, porque obligaban a firmar contratos por culminación del producto a un muy bajo costo, que era alrededor de 20.000 bolivianos (que son como 3 .000 dólares) por todo el juego.

Había muchas irregularidades y se estaban volviendo cada vez más común. No había un apoyo real al área. Entonces, en uno de esos concursos básicamente nos sacaron por reclamar. Con Gerick Toro organizamos una reunión más seria y fuimos hablando de formar la asociación, y básicamente así nació la ABV.

Prepárense mucho, sueñen en grande y hagan lo que les gusta. Cuando uno es feliz, el trabajo es lo de menos.

-¿Cuál es el trabajo que llevan adelante como asociación?

El trabajo va de la mano con uno de los objetivos de la asociación, que es promover el desarrollo de la industria local en nuestro país.

Actualmente nos reunimos con autoridades, gobierno, alcaldía, ONGs para que apoyen al sector productivo de videojuegos. Actualmente ya somos reconocidos como industria y ya estamos recibiendo apoyo de distintas formas. También a nivel Latinoamérica. Esto es por el trabajo de realizar ferias, charlas, eventos, cursos para distintas edades de desarrollo, todo de forma gratuita. Ese es el trabajo actual que lleva adelante la asociación.

Lo que hay… y lo que falta.

-¿Cómo ven el panorama actual del sector en Bolivia?

Vamos a ser sinceros: somos uno de los países en Latinoamérica más retrasados en el área. Pero en varios aspectos hubo gran mejora. Hay gente que está haciendo especialidades en el sector en el exterior, gente que esta dando su tiempo para enseñar a otros y las primeras empresas ya están surgiendo.

Este año habrá una importante inyección de capital en el área de tecnología para emprendimientos y el sector videojuegos está incluido. Seguro este año saldrán algunas empresas que serán apoyadas para iniciar sus proyectos. Me gusta mucho el panorama desde que se fundó la ABV en 2016. Hemos conseguido bastante apoyo a nivel institucional para que estas empresas empiecen generar videojuegos, ya sean casos de éxito o fracaso, el tiempo lo dirá.

-¿Qué crees que falta para impulsar a la industria local?

Dinero y gente. Dinero para impulsar los proyectos, estamos aun surgiendo con esta parte por que recién las instituciones se están animando a invertir en el sector. Este año por primera vez se realizó una feria de videojuegos, donde se trajo personas del exterior a nuestra primera rueda de negocios para videojuegos.

Muchos buscan gente para trabajar en proyectos, pero las personas o las nuevas generaciones aun están en etapa de aprendizaje, o simplemente muchos no se animan a invertir su tiempo en videojuegos. Buscan trabajos con un salario seguro. Videojuegos es una carrera linda pero creo que aquí en Bolivia ningún estudio te puede asegurar algo.

-Para finalizar, como desarrollador, ¿un consejo para alguien que se esté iniciando o tenga dudas para hacerlo?

Prepárense mucho, sueñen en grande y hagan lo que les gusta. Cuando uno es feliz, el trabajo es lo de menos.

-¡Genial! Gracias por tu tiempo

Gracias a ti, Maxi. Fue un placer.


Pueden comunicarse con ABV mediante su página web o Facebook.

Escrito por

Jefe de redacción y Director. Se acaba de rodear de gente hermosa para llevar a cabo su cometido: escribir sobre videojuegos. Fanático de la ciencia ficción, las milanesas con puré, Diablo y Kraftwerk.

También podés leer...

PlayStation 5: ¿vale la pena comprarla de lanzamiento?

Tecnología

Wolfenstein: la revolución menos esperada

Videojuegos

Un nuevo comienzo

Noticias

En Cueva apretamos Pause

Noticias

Un buen juego tiene un buen soundtrack

Gelatita Recomienda

Entrevista con Juan Ignacio Papaleo, fundador de revista Replay

Entrevistas

La música que nos permite la inmersión necesaria

Opinión

Cyberpunk 2077 requerirá de 80 GB libres en PlayStation 4

Noticias

Nuestras redes