Nuestras redes

Videojuegos

Análisis: Tower Power

Swipe y tap, dos controles básicos del juego mobile es todo lo que se necesita para disfrutar de Tower Power. El nuevo videojuego del estudio argentino LemonChilli Games aterrizó hace unas semanas en Android y en iOS, y te contamos todo en este análisis. Monstruitos, disparos frenéticos y música pegadiza, la fórmula perfecta para un título que es un vicio total.

La torre más alta de todas

Tower Power puede definirse como un tower defense, pero lo cierto es que resulta ser una combinación de género muy original. Tiene mucho de shooter, algo de estrategia y hasta un toque de Pokemon, por como incentiva nuestras ansias de coleccionar bichitos.

En esencia, en el videojuego, defendemos una torre tomando el control de una party de cuatro monstruos. Además de eso, construimos para hacerla más alta. Una partida de Tower Power arranca con nosotros eligiendo a nuestro grupito de monstruos para que comience el frenesí de disparos. Enemigos voladores nos atacarán y querrán llevarse a nuestros monstruos. Vendrán en oleadas y deberemos defendernos hasta matar al último, haciendo swipe para disparar. Una vez que pase esto, vendrá una fase de construcción en la que deberemos tocar la pantalla rápidamente (tap). Tendremos un tiempo límite para elevarla hasta cierta altura. Si nos sobran segundos, seremos recompensados.

El objetivo es lidiar con todos los enemigos de una oleada, sin que secuestren a toda nuestra party, y seguir elevando la torre en altura. Cada tantos metros, nos toparemos con un cristal al que tendremos que dispararle. Si embocamos el disparo, el cristal se rompe y nos libera un nuevo monstruo.

Atrapalos, ¡ya!

Quienes hayan jugado Floyd’s Sticker Squad, el primer videojuego de LemonChilli Games, no serán ajenos al concepto de coleccionismo que propone el estudio. En Tower Power, parte de la gracia está en desbloquear los 16 monstruos, divididos en cuatro rarezas. Común, raro, épico y legendario, los primeros se obtienen en los primeros minutos de juego; los demás requieren esfuerzo.


Cada monstruo, además de ser súper adorable, tiene un diseño y una habilidad única
. Los monstruos raros, además de ser difíciles de desbloquear, son más poderosos y construyen más rápido. Mientras que el conejo o la estrella, monstruos comunes, lanzan disparos pequeños y veloces; el cuervo, por ejemplo, es un monstruo legendario que abre un agujero negro en el cielo. Imaginarán que disparar con él nos asegura bajar a varios enemigos de un disparo. Tener monstruos legendarios en la partida se vuelve vital para superar las oleadas de enemigos que nos atacan cuando superamos los 1000m de altura de la torre.

Hay que aclarar que durante la partida, cada vez que termine una oleada, tendremos la chance de modificar la party. Si construimos rápidamente o destruimos un cristal, hay chances de que desbloqueemos un monstruo poderoso, épico o legendario. Si eso sucede, podremos agregarlo en ese momento a nuestra party. Para la siguiente oleada de enemigos, seremos más poderosos. Pero claro, ellos también lo serán.

Alquimia Kawaii

Fuera de la fase de disparos y construcción de torre, tenemos toda la cuestión de coleccionar monstruos. Es cierto que podemos obtener puntajes muy buenos en el juego en si jugando siempre con los mismos monstruos o desbloqueando solo la mitad. Pero LemonChilli Games no quiere que estemos satisfechos con eso y nos invita a jugar un poco con el azar al fusionar monstruos.

Los monstruos que vamos encontrando en nuestro camino al ascenso se van a ir sumando a nuestro inventario. Pero esa no es la única forma de obtener nuevos. En el menú “Fusionar” colocaremos cuatro monstruos en un caldero mágico y probaremos suerte combinándolos, para dar vida a un nuevo ser. Si fusionamos monstruos comunes, tendremos chances de obtener uno raro; fusionando raros, engendraremos épicos y así sucesivamente.

Cuestión de divisas

Un punto importante a la hora de evaluar un juego mobile son los micropagos. Tower Power es gratuito en Android y cuenta con anuncios. La versión analizada para este artículo fue la de iOS, que es paga, costando $2.99 en el App Store.

El juego de LemonChilli Games cuenta con dos monedas in-game, una naranja y otra celeste, la soft y la hard coin, respectivamente. Para los desconocedores, los juegos freemium suelen tener una moneda in-game que nos da muchos beneficios, pero que cuesta obtener por solo jugar. Justamente, la moneda celeste de Tower Power es la hard-coin, la que podemos comprar con dinero real. Necesitaremos de ella para fusionar monstruos y nos cuesta 25 cada fusión. Hagan las cuentas.

El estilo grafitero por sobre todas las cosas

LemonChilli Games es un estudio muy visual. Con Floyd’s Sticker Squad se lucieron con una estética que nos remitía a los álbumes de figuritas de los 90s. Ahora para Tower Power apuestan por un colorido similar, pero el estilo es japonés, ¡de lo más Kawaii! La banda sonora es clave y las voces adorables de los monstruos, en un idioma ininteligible, ponen el broche de oro a la ternura que desborda.

Lo mejor:

  • Estilo visual adorable y con una impronta propia
  • Personajes para desbloquear
  • La jugabilidad es simple, pero tiene su profundidad

Lo peor:

  • Puede volverse repetitivo, sobre todo cuando nos quedan pocos monstruos por desbloquear
  • No está bueno que haya micropagos en un juego premium (solo versión iOS)

 

Escrito por

Redactora. Apasionada al terror, especialmente en videojuegos, pero también en cine y literatura. Trabaja desde hace más de 5 años en marketing y comunicación para videojuegos, promoviendo la industria en Latinoamérica.

También podés leer...

Command & Conquer Rivals llega a los dispositivos móviles

Noticias

Google Indie Games Accelerator llega a Singapur

Noticias

Análisis Reigns: Game of Thrones

Videojuegos

Nuestras redes